Cura DJ
Mucha curiosidad ha despertado un sacerdote Dj que, tras una consola de mezcla, pone a sus seguidores y feligreses a bailar, en una playa italiana, los más recientes éxitos de la música Pop. En medio de la música disco, y del baile de los miembros de su iglesia, trae a los creyentes sus mensajes como “Jesús es el número uno” o “Tengo un mensaje para vosotros que llega derechito del cielo: sin Jesús no hay futuro”.

Su nombre es Roberto Fiscer, y tiene 33 años. Este cura ha entendido la forma de llegar a los feligreses de hoy en día: son pocos los que quieren dirigirse a escuchar un largo sermón mientras están sentados en la iglesia. Y si su labor es hacer que su mensaje le llegue a las personas, ¿Por qué no habría de utilizar la música? Es lo que a los demás les gusta hoy en día, y el continúa cumpliendo con su labor mientras los feligreses se divierten en un ambiente festivo en la playa. Cada uno tiene sus creencias religiosas, y cada cual decide de que forma predicarlas. Sin embargo la originalidad ha llegado a las playas italianas para traer el mensaje de dios.