Terremoto en Nueva Zelanda

Un fuerte terremoto que registró 7,2 grados en la escala de Richter obligó al gobierno de Nueva Zelanda a declarar un toque de queda en la ciudad de Christchurch, y a declarar el estado de emergencia. El temblor sacudió el sur de Nueva Zelanda en la madrugada, y se produjo 31km al norte de Christchurch, una ciudad en la que habitan poco menos de 400.000 personas, lo que la convierte en la segunda ciudad más grande del país despues de Auckland. Según los registros, el movimiento telúrico se produjo a 28,4km de profundidad.

Sorprendentemente, no se registró ni una sola víctima mortal. Se habla de que hubo decenas de heridos y una enorme pérdida económica (unos $1.400 millones de dólares estadounidenses), pero no se ha registrado ningún muerto. Sin embargo los cortes en los servicios de agua y energía eléctrica, así como en las estaciones de gasolina, y algunos casos de saqueos en almacenes parecen estar enloqueciendo la vida en las calles de esta ciudad.

Be Sociable, Share!